domingo, 26 de junio de 2011

Semana 16. La importancia de ser visible.

El caso práctico de esta semana nos lleva a analizar la visibilidad en Internet del trabajo de Zemos98, un proyecto sevillano que ha tejido a su alrededor una red de trabajo sobre temas como la educomunicación, cultura audiovisual, procomún, gestión cultural, experimentación narrativa y tecnologías aplicadas a la cultura.
En su portada web exponen su naturaleza: 
ZEMOS98 es un equipo de trabajo que convive con la sociedad red, que converge y se asocia temporalmente, tejiendo relaciones y generando comunidades.
ZEMOS98 es cultura libre, procomún y remezcla.
ZEMOS98 es educación expandida, comunicación en beta y audiovisual integrado.
ZEMOS98 es mediación tecnológica y experimentación de contenidos y formatos.

¿Cuál crees que es la estrategia de contenidos de Zemos98?

Desde el festival que le dio origen a la empresa de gestión cultural que lo engloba actualmente, Zemos98 ha ido evolucionando para mantener unas líneas de trabajo que se resumen en la publicación 'Sectores de la nueva economía 20+20'
  • Experimentación en narrativas audiovisuales y digitales.
  • Cultura libre, archivo y remezcla.
  • Políticas audiovisuales e innovación.
  • Educomunicación cultural y alfabetización en medios.
  • Tecnologías aplicadas a la cultura: investigación en software y hardware.
Para ello, su estrategia de contenidos se articula en facilitar el contacto a través de diferentes canales y medios como noticias del equipo, blogs, podcasts, vídeos, publicaciones en pdf o formato DVD y un seguimiento al festival anual, que sería el corazón de la empresa y la razón por la que su nombre actual no es Hapaxmedia S.L. todo el contenido es muy visual

Además del equipo habitual de Zemos98, ¿Qué otros profesionales de relevancia en distintos ámbitos de la producción cultural han trabajado con ellos generando contenidos?


ZEMOS98 - Gestión Creativo Cultural es un equipo formado por: Ricardo Barquín Molero, Sofía Coca, Fernando de la Vega, Rubén Díaz, Alberto García, Felipe G. Gil, Benito Jiménez, Juan Jiménez, Pedro Jiménez, Guillermo Sánchez.
Además de este equipo principal, el proyecto, que en su presentación se define como un equipo que converge y se asocia temporalmente, tejiendo relaciones y generando comunidades, cuenta con colaboraciones de personas relevantes del mundo de la cultura digital y el procomún como pueden ser Tíscar Lara, Juan Freire, David Bravo e instituciones como MediaLab Prado, CAMON, CCCB, Association of Creative Initiatives “ę” (Polonia), el Future Programme del British Film Institute (Reino Unido), IDFA (Holanda), Metropolis TV (Holanda) y Mode Istanbul (Turquía) entre otros.



¿Cuáles son los puntos más acertados de la estrategia de difusión de Zemos98? ¿Qué acciones crees que deberían emprender para conseguir incrementar su reputación digital?

He dedicado esta semana a investigar en la web de Zemos98. La forma de organizar sus contenidos me parece bien estructurada por tipos de información, pero echo de menos más visibilidad de las personas, tanto las que forman parte del equipo como las que colaboran. Este extremo podría ser de gran ayuda para su difusión, no sólo trabajar en red, sino poner en valor sus nodos.

En una búsqueda realizada en google usando una palabra clave de Zemos98 "educomunicación", no aparece ninguna mención directa en las primeras 5 páginas de resultados a algún recurso de la empresa o el festival. Esta situación debería corregirse para lograr mayor visibilidad.

En cuanto a su reputación, la entidad de las instituciones y personas con las que colabora muestra claramente su posición de relevancia en este ámbito de trabajo: dime con quién trabajas y te diré cuánto vales.

http://cultura-abierta.blogspot.com/2011/06/semana-16-la-importancia-de-ser-visible.html

lunes, 20 de junio de 2011

Semana 15. Financiación 2.0

Llegamos a ese apartado tan crucial de los proyectos como es la financiación. Y bajo esta concepción abierta y participativa que ha sido el corazón de estas semanas, no podíamos hacer menos que plantear también en la recaudación de fondos una gestión que implique colaboración para la sostenibilidad de nuevas iniciativas.

Considero que no debe desdeñarse cualquier colaboración financiera, pública o privada, que permita llevar a cabo un proyecto dentro del respeto a sus objetivos y dinámicas propias, pero asímismo, un proyecto llevado a cabo siguiendo de los principios de la innovación abierta, participativa y colaborativa, debería realmente incorporar la fórmula de la financiación masiva o micromecenazgo. No sólo como fórmula de financiación, sino como una manera de implicar a la comunidad en la realización del proyecto y mantener el vínculo con la misma.

Un aspecto básico del crowdfunding es la generación de confianza en la comunidad que va a participar en la financiación del proyecto de que se trate.

Esta reputación de 'confiable' y solvente, exige que un proyecto y sus promotores deben regirse por el principio de la transparencia radical, de forma que la comunidad que aporta fondos (en el caso de crowdfunding) o trabajo/creatividad (siendo un proyecto bajo el prisma de la innovación abierta también deberíamos considerar la inclusión de la comunidad misma en el proyecto) pueda seguir en todo momento la evolución del mismo e incluso ser parte activa en la toma de algunas decisiones.

Para poder gestionar de forma eficaz la transparencia y mantener a la comunidad involucrada, la mejor opción es parcelar el proyecto en etapas, metas menores que puedan ir superándose y transmitan la sensación de realización del mismo. Además, la relación con los 'micromecenas' no debería ceñirse a la mera "rendición de cuentas", sino que habría que buscar la posibilidad de plantear a la comunidad la toma de algunas decisiones con respecto a la marcha del proyecto.


http://cultura-abierta.blogspot.com/2011/06/semana-15-financiacion-20.html

lunes, 13 de junio de 2011

Semana 14. Distribución en la red.

En este nuevo modelo de industria cultural que se encuentra en desarrollo en el que impera lo digital, donde los costes de fabricación tienden al abaratamiento progresivo por la supresión de soportes y universalización de la tecnología, entre otros factores, y ya no es necesario disponer de un gran almacenamiento de productos porque la "fabricación" se lleva a cabo una vez cerrada la venta (por ejemplo en el caso de los libros con impresión 'bajo demanda') o consiste en una transmisión de datos sin soporte físico, en este nuevo modelo el productor/distribuidor debe ser capaz de responder a las necesidades o gustos concretos y diferenciados de cada uno de sus clientes.


Hay que cambiar el concepto de la industria: ya no funciona el modelo en el que la industria marca la pauta y decide qué se va a consumir tal como ocurrió a partir de mediados del siglo pasado, generando una oferta limitada en la que el cliente/usuario/consumidor no tiene alternativa ni voz.


Las TIC, el universo digital y conceptos como la aldea global conectada y el respeto a la diversidad (representado en el dicho popular "siempre habrá un tiesto para una flor") tienen como consecuencia el empoderamiento de los consumidores y la superación de la Ley de Pareto que ha regido la industria cultural y a la que se aferran algunas empresas culturales para sostener de forma artificial la estructura del mercado de masas frente a los nichos de mercado, especializados, plurales y diversos de la economía de la larga cola.


Esta revolución, entendiendo 'revolución' como cambio de perspectiva, debe consistir en facilitar al consumidor la mayor oferta posible, accesible a nivel tecnológico y económico para que él mismo pueda seleccionar qué quiere consumir. Habrá ocasiones en que los gustos de muchas personas coincidan y se obtenga un hit, no es un concepto al que haya que renunciar, pero será la suma de las voluntades de muchos individuos las que decidan esto, no una industria multinacional.


http://cultura-abierta.blogspot.com/2011/05/semana-14-distribucion-en-la-red.html

martes, 7 de junio de 2011

Semana 13. Hacia un nuevo modelo de proyecto cultural.

El espacio CAMON permite un acceso a la cultura libre de forma presencial, a través de sus cuatro sedes, y también en modo online, utilizando el portal www.tucamon.es.

Después de visitar la página web de este proyecto financiado por la obra social de una caja de ahorros, un usuario inquieto podrá encontrar recursos diversos para satisfacer sus necesidades de aprendizaje autónomo: por un lado, archivos de las actividades formativas y de difusión llevadas a cabo en las sedes, por otro, la posibilidad de crear un perfil y entrar a formar parte de una comunidad en la que crear grupos para compartir intereses o integrarse en redes sociales.

La relación que propone CAMON a sus usuarios es la que define los procesos de innovación abierta: participación, cooperación, innovación y creatividad. Considerando este "espacio tecnológico de interacción y creación" como una plataforma que sigue el modelo de innovación abierta OUT, podría además añadir que funciona en primer lugar como una plataforma de integración, en la que se facilitan productos finales (actividades formativas y de difusión) a clientes que actúan como consumidores de conocimiento, pero también provee de la posibilidad de experimentar en sus talleres y utilizar sus recursos para obtener un aprendizaje autónomo y no dirigido, al mismo tiempo que podría también considerarse una plataforma doble al facilitar la interactividad de los miembros de la comunidad afiliados a la plataforma (ver el artículo 'Dos modelos para gestionar la innovación externa').

Definitivamente, el espacio CAMON es una buena muestra de innovación abierta y de integración del sector cultural al mundo digital 2.0.

http://cultura-abierta.blogspot.com/2011/05/semana-13-hacia-un-nuevo-modelo-de.html

jueves, 2 de junio de 2011

Semana 12. Expansión del entorno para el proyecto cultural. Lo local y lo global.

Manifesta, la Bienal Europea de Arte Contemporáneo, es una plataforma de intercambio cultural que surge como evento cambiante y adaptable a estructuras locales muy diferentes.

No se trata sólo de una serie de exposiciones agrupadas en el espacio y el tiempo, intenta crear un espacio de reflexión y discusión a través del arte contemporáneo sobre las fronteras, los desplazamientos y las migraciones.

Para conseguir que las inversiones realizadas en el entorno local fructifiquen y perduren, sería necesario concebir el proceso como un proyecto de desarrollo local en la línea de la agenda 21 de la Cultura.

Siguiendo las directrices de los Objetivos de Desarrollo del Milenio de la ONU, la Cultura es tanto un sector de intervención directa como una prioridad transversal para el desarrollo. Para asegurar la eficacia de una iniciativa, hay que facilitar la apropiación de la misma por parte de la comunidad a través de la interpretación de sus propias prioridades. Es por eso que, aunque el proyecto Manifesta incluya una estructura central desde donde se toman las decisiones, no debe dejar de lado la participación de la comunidad local donde va a tener lugar el evento. De esta forma, la sociedad hará suyo el proyecto y podrá mantenerse su legado tiempo después de finalizada la bienal.


El proyecto, al abrirse a procesos más participativos, propios de la innovación abierta, incorporaría el principio básico de un entorno colaborativo e inclusivo que integre a la comunidad local en sus procesos, por ejemplo en la decisión de qué espacios deben ser intervenidos o en una posibilidad de seguimiento total del proceso con puntos determinados de participación en la toma de decisiones.

Todos los agentes culturales, instituciones, empresas y ciudadanía, deben quedar integradas en el proceso de una forma u otra para que el resultado de esta intervención social y cultural tenga un efecto real de desarrollo local en la comunidad.


http://cultura-abierta.blogspot.com/2011/05/semana-12-expansion-del-entorno-para-el.html

domingo, 22 de mayo de 2011

Semana 11. Nuevos modelos de producción.

Esta semana se ha tratado el tema de la producción cultural, de qué forma la introducción de tecnologías que abaratan costes y facilitan la difusión de trabajos culturales pone en jaque los cimientos de la industria cultural convencional.

A partir de la segunda mitad del siglo XX, se desarrolla la industria cultural como una herramienta de democratización de la cultura que facilita el acceso y difusión de la misma entre toda la sociedad. Esta política cultural de democratización sigue la línea decimonónica de que la cultura es un bien público y como tal debe resultar accesible.
Pero el modelo capitalista que nutre a esta industria cultural la impulsa a perseguir el máximo beneficio económico, de modo que, mientras que en los años 80 las políticas culturales evolucionan hacia la democracia cultural, o lo que es lo mismo, la participación en la creación, la industria cultural continúa desarrollando su modelo basado en la exclusividad, la economía de la escasez y el consumo de masas dirigido y bajo el control de la estructura empresarial.

Así las cosas, no es de extrañar que este aparato industrial que fagocita al artista, controla el proceso creativo y genera un modelo estandarizado de consumo acrítico en el que priman intereses políticos y comerciales sobre la cultura, en el que un intermediario se arroga un derecho económico quasi ilimitado sobre una manifestación de la cultura que por definición pertenece a la comunidad, repito, no es de extrañar que la apertura y la libertad de acceso que facilita Internet y los desarrollos tecnológicos se perciban desde dentro de la cueva como una gran amenaza a su control.

Los artistas pueden recuperar el control. El público puede y quiere recuperar el control ¿Quién dijo miedo?

http://cultura-abierta.blogspot.com/2011/05/introduccion-en-un-concepto-tradicional.html

domingo, 15 de mayo de 2011

Semana 10. Propiedad intelectual y creación artística

La Ley de Economía Sostenible que el gobierno elaboró como instrumento para cambiar el modelo productivo y dinamizar la economía española para salir de la crisis incluía, en una disposición final, la que se ha llegado a conocer como la Ley Sinde y que se refiere a la regulación de webs y la protección de la propiedad intelectual. El 15 de febrero de 2011 se aprueba en el Congreso, el 5 de marzo se publica en el BOE y entra en vigor al día siguiente.

Su funcionamiento consiste en que una comisión cuyos miembros son nombrados por el Ministerio de Cultura detecte y denuncie ante un juez la presencia de contenido protegido por la propiedad intelectual en una página web.

Así como llegó un momento en el pasado en que la tradicional profesión de cambista quedó obsoleta cuando apareció la imprenta y la información sobre el cambio entre divisas se hizo más accesible, también el mundo de la cultura ha experimentado un cambio que debe reflejarse en los modelos de negocio de la industria cultural.
En un entorno de co-creación y prosumo, de cultura abierta e innovación, no puede entenderse un modelo de negocio basado en la economía de la escasez, la propiedad intelectual exclusiva y excluyente y la convicción de que las personas a las que se pretende llegar a través de precios abusivos (hinchados por la presencia de intermediarios que ya no son necesarios) son criminales porque no están dispuestos a pagar el precio fijado por una maquinaria explotadora de contenidos, que no creadora.
En diversos estudios de consumo cultural, se pone de manifiesto que, aunque la compra de música en formato tradicional desciende, aumenta la compra de música en formato digital y en mayor medida, el consumo de música en vivo. Esto demostraría que el consumidor digital está dispuesto a pagar por la música, pero bajo unas condiciones diferentes a las tradicionales como por ejemplo la compra de 13 canciones cuando únicamente se está interesado en 2.

La legislación no debería frenar la evolución de la sociedad para proteger un modelo de negocio obsoleto a la luz de los usos sociales actuales cuando hay ejemplos de que nuevas formas de monetización se pueden aplicar a la industria cultural. En todo caso, debería favorecer a través de diferentes herramientas esa participación que está demandando la sociedad.

http://cultura-abierta.blogspot.com/2011/04/semana-10-propiedad-intelectual-y.html